Platos típicos de Madrid, con qué vino maridarlos

maridar vino bocadillo de calamares

¡Nada como el vino de Madrid para maridar los platos típicos de Madrid! Pero con todos los buenos vinos de Madrid que tenemos, ¿cuál es el más indicado para armonizar cada plato?

Maridaje para platos típicos de Madrid

Tomar vinos de la región de procedencia del plato es siempre la decisión más adecuada para cada ocasión. Nada empasta mejor con un producto local que otro producto del mismo entorno. A continuación te mostraremos qué tipo de vino de Madrid servir con cada uno de los platos más característicos de la gastronomía mardileña.

Antes de empezar nos gustaría darte el más grande de los consejos: el maridaje perfecto no existe. O, mejor dicho, el maridaje ideal es disfrutar del vino que más nos apetece en cada momento, sin atender a normas. Si encuentras un vino que realmente te gusta, ¡cualquier plato es bueno para acompañarlo! No obstante, siempre vienen bien algunos consejitos…

Con qué maridar Cocido madrileño

En muchas casas madrileñas los domingos son la excusa para servir uno de los platos típicos de Madrid cuya degustación es casi un ritual y que, por tanto, reservamos para compartir el fin de semana con toda la familia.

El cocido madrileño comienza primero con la sopa de fideos con el puchero y, a continuación, se sirven los garbanzos, la carne y las verduras, aunque algunas familias y restaurantes acostumbran a invertir el orden y servir la sopa después.

Al servirse en dos vuelcos, el maridaje del cocido madrileño se complica. el hecho de encontrar un vino con el que maridar el cocido. Sin embargo, una cosa que suelen tener en común ambos platos es el punto de grasa y la salazón. Y, aunque, probablemente muchos someliers te recomendarían un vino tinto potente, es cierto que el cocido madrileño agradece un vino con acidez que refresque, algo que habitualmente se encuentra más fácilmente en los vinos blancos, en concreto, vinos blancos que hayan pasado un tiempo considerable en barrica. Es el caso de nuestro vino blanco crianza 2015 Alfamín D.O. Vinos de Madrid, resultado de la selección de la mejor uva Syrah, cultivada en Villa del Prado. Tras más de seis meses de permanencia en barricas bordelesas de roble americano este vino de Madrid elegante que ofrece un buen equilibrio entre alcohol y acidez para hacer un maridaje que nos haga de contraste para un plato tan contundente como el cocido.

Maridaje para Callos a la madrileña

Los platos de casquería como los callos a la madrileña, por su lado, sí armonizan a la perfección con un vino tinto de barrica. En concreto, lo que buscamos es un vino tinto con cierta estructura y carga tánica que pueda competir con la textura gelatinosa de los callos. En Madrid, ese contraste es fácil de encontrar gracias a la garnacha madrileña, presente en un gran número de vinos de Madrid.

Por tanto, optaremos por un crianza que haya reposado en barrica y con cierta astringencia como es el caso de nuestro vino tinto crianza Olivita Pérez. Se trata de un vino que ha pasado 3 meses de reposo en barrica y cuya producción procede de suelos sedimentados de origen granítico, que le confieren la mineralidad justa y un toque aromático que armoniza perfectamente con los callos a la madrileña.

Cómo maridar Bocadillo de calamares

Aunque muchos madrileños coincidirán en que el maridaje perfecto para un bocadillo de calamares consiste en una caña bien fría, te vamos a demostrar que existe una posibilidad aún mejor.

¿Con qué vino acompañar un bocadillo de calamares? Para responder a esta pregunta, como en cualquier maridaje profesional, es necesario fijarse en cada uno de los elementos que componen el plato: pan, calamares rebozados en tempura y fritos en acente. En ocasiones, mayonesa o alioli. Elementos sencillos, pero de mucha intensidad.

maridar vino bocadillo de calamares
Bocadillo de calamares maridado con vino tinto reserva Cordovilla

Por ello, probaremos a maridar el bocata de calamares con un vino tinto crianza o reserva que aportará la potencia necesaria para compensar el sabor tan peculiar del calamar frito. Nuestro vino tinto Reserva 2016 Cordovilla D.O. Vinos de Madrid es una excelente elección. Se trata de un reserva de la variedad syrah que ha reposado en crianza dieciocho meses en barrica de roble americano y otros dos años en botella. En palabras de los expertos, probablemente, “uno de los mejores vinos que se ha elaborado en Madrid”.

Maridaje para Patatas bravas

A priori puede parecer un plato sencillo, pero los que somos de Marid sabemos que no siempre es fácil encontrar unas buenas patatas bravas, crujientes por fuera y tiernas por dentro. Así como tampoco lo es su maridaje, ya que, como la mayoría de platos picantes, tiene cierta complejidad. A esta armonía se añade la intensidad del aceite de oliva en el que se fríen las patatas y la textura grumosa de las mismas.

como maridar platos tipicos Mardrid

Nuestra sugerencia para maridar patatas bravas es hacerlo con un vino rosado fresco, afrutado y con buena acidez, o incluso un espumoso, como nuestro vino rosado Pompero. La acidez contrarestará el punto picante de la salsa brava y a la vez que equilibrará la sensación grumosa que muchas veces deja en boca la fécula de patata. Las burbujas potenciarán aún más la sensación de limpieza en boca.

Maridaje para Huevos rotos

Finalmente, cerramos este post con otro de los platos típicos de Madrid que es muy común encontrar en las tascas madrileñas: los huevos rotos, con sus patatas, su jamón y el sabor tan característico que deja la yema la romperse e impregnar todo el plato.

En este caso, un buen vino sería un tinto que sea bajo en ácidos tánicos. Por ello, el vino tinto jóven semidulce Aceña D.O. Vinos de Madrid es una buena opción para acompañarlos, ya que destaca por sus taninos dulces. Se trata de un vino tinto que fermenta inicialmente en barricas de roble francés por lo que recuerda un punto de sabor a tierra que va muy bien con las patatas. Por otro lado, su dulzor contrasta con el sabor del jamón y refuerza el elemento que más destaca en el plato: la yema. Como sabrás, la yema, a menudo se suele mezclar con vino en repostería, eligiendo para ellos vinos con cierto dulzor como son el Oporto o el Pedro Ximénez. En este caso, nos beneficiaremos del dulzor suave que nos ofrece el semidulce Aceña, sin llegar a resultar empalagoso, pues estamos maridadndo un vino salado.

¿Quieres aprender más sobre maridaje? Echa un vistazo a nuestros artículos sobre maridaje de alimentos del verano, maridaje de alimentos del otoño y maridaje de platos navideños.

Comments ( 2 )

  • antonio

    GRACIAS POR DESCUBRIRNOS SABORES LOCALES, CREO QUE NOS HACE MUCHA MUCHA FALTA, LUEGO HARA FALTA QUE SE PUEDAN ENCONTRAR EN MADRID (AL MENOS)
    GRACIAS,

    • elias

      Hola Antonio, gracias a ti por tu comentario y por leernos, feliz día

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.