Las Celebraciones y el Vino

Las celebraciones y el vino

El vino está enraizado en la cultura de los países mediterráneos desde tiempos ancestrales apareciendo, como otros alimentos básicos, cargado de simbolismo. Las primeras celebraciones en torno al vino fueron las fiestas posteriores a la vendimia. En nuestra sociedad el vino está ligado a las celebraciones.

Edad de Bronce

Aunque existen indicios de la existencia de vid salvaje y de la elaboración de bebidas con sus uvas, entorno a los años 6.000 y 5.000 a.C., los primeros cultivos de vid datan de la Edad de Bronce y fueron encontrados en Oriente Próximo, Sumeria y el Antiguo Egipto. En 2005, se localizaron en Israel 40 ánforas datadas 3.700 años atrás, con restos del vino que albergaron para los banquetes de los potentados cananeos, blanco y tinto de altísima calidad. Puedes leer el artículo completo que se publicó en El País para ampliar información.

Egipto

En el Antiguo Egipto, (3.000 a.C.), las orillas del Nilo fueron su zona de cultivo natural, generando una notable actividad laboral que rivalizaba con la elaboración de cerveza también muy popular. Los egipcios fermentaban el mosto en grandes vasijas de barro para producir vino tinto. Era costumbre cocinar el vino para evitar que se deteriorase.

Pronto el vino se convirtió en un símbolo del estatus social, llegando a enterrarse a los faraones con vasijas que contenían vino. Considerado un lujo estaba reservado a sacerdotes y nobles, permitiendo el consumo a las clases más bajas solamente durante los periodos festivos. Como puede verse en los grabados de las pirámides, se utilizaba tanto en ritos religiosos como en celebraciones paganas. Los egipcios atribuían la invención del vino al dios Osiris, padre de Horus y dios de la agricultura.

Las celebraciones paganas y el vino han estado unidas desde tiempos remotos.

En el antiguo Egipto el vino se guardaba en ánforas durante varios años, teniendo más valor el vino viejo que el nuevo.

Las primeras celebraciones en torno al vino fueron las fiestas posteriores a la vendimia. En ellas se le agradecía su generosidad a los dioses al permitirles obtener alimento. Hay constancia de este tipo de festejos en la ciudad de Canaán, Judea, al este de lo que actualmente es el Líbano, en el año 1.000 a.C.

Grecia

Desde el Mediterráneo más oriental, las regiones fenicias y el antiguo Israel, el cultivo de la vid y la elaboración de vino se fueron extendiendo hasta Grecia. Los griegos tomaban el vino aguado, ya que el vino obtenido era de elevada graduación alcohólica, y lo empleaban en ritos religiosos, funerarios y en fiestas populares. Una de sus aportaciones fue la creación de recipientes de distintos tamaños para guardar y consumir el vino.

En tiempos de Homero, 900 a.C. los viticultores griegos de renombre celebraban las fiestas de la vendimia como símbolo de poder que otorgaba prestigio a la región,

Celebrando y agradeciendo la nueva cosecha que renovaba el ciclo de unión entre lo terrenal y lo divino, entre hombres y dioses.

Los griegos fueron responsables de difundir la vitivinicultura y sus tradiciones por el Mediterráneo, especialmente, entre sus colonias en la península Itálica, Francia e Hispania.

El Imperio Romano

Posteriormente fue el imperio romano el que expandió el cultivo de la vid y la divulgación de los métodos y costumbres que habían aprendido de la antigua Grecia y Egipto. Comienzan a experimentar con los injertos de vides y aparecen las primeras cubas de madera para transportar el vino, adaptando este invento de los países del norte de Europa para almacenar cerveza.

Los romanos celebraban cada año la fiesta de la vendimia. El primer mosto se mezclaba con miel obteniendo el mulsum, apreciada bebida que servían al comienzo de los banquetes. El resto se guardaba en grandes tinajas de barro para fermentar. Los vinos blancos eran los más valorados en esta época. Se le añadían sustancias a los vinos para blanquearlos (clarificarlos), se maceraban con hierbas para aromatizarlos y se guardaban en ánforas para su envejecimiento durante 15 o 25 años. El vino blanco era símbolo de poder, riqueza y lujo, sirviéndose en copas de cristal en las casas nobles, mientras que el vino tinto se consumía en las tabernas populares.

Cristianismo

La influencia del cristianismo también ha sido relevante, siendo el vino una de las bebidas más importantes en las Sagradas Escrituras.

En la Biblia se dice que Noé, al bajar las aguas del Diluvio Universal, lo primero que plantó fue una vid. El primer milagro que hizo Jesucristo fue convertir el agua en vino. En el pasaje de la Última Cena, el vino adquiere un valor simbólico que ha perdurado hasta la actualidad en las liturgias eucarísticas como la sangre de Cristo.

Los Pueblos Germanos

A la caída del imperio romano, los pueblos germanos fueron ocupando Europa y expandiéndose hacia el sur. Algunos de ellos, como los visigodos, heredaron el gusto por el vino. Siguen ofreciendo mulsum al inicio de los banquetes.

Los viñedos pasan a ser propiedad de los reyes, los conventos y los monasterios. La producción de vino de aquella época recae principalmente en los monjes europeos hasta el final de la alta Edad Media.

Los visigodos promulgaron leyes, como el Codex Euricianus, protegiendo el cultivo de las vides: si se arrancaba una cepa, había que sustituirla por dos.

Al-Andalus

Durante los ocho siglos de ocupación musulmana, la uva se cultivaba principalmente para consumir su fruto, quedando muy reducido el consumo de vino. Se elaboraba un mosto cocido con consistencia de jarabe denominado rubb (origen etimológico del arrope).

¡Las celebraciones y el vino eran compatibles!

A pesar de las prohibiciones religiosas, en el Al-Andalus todas las clases sociales bebían vino y algunos mandatarios, como Abderramán III, incluían el vino en sus fiestas siempre que su consumo fuese moderado. Estaba frecuentemente asociado al canto y al baile y a la práctica de la prostitución.

En esta época, siglo XIV, el vino de Málaga se hizo tan famoso que rivalizaba en el mercado con los mejores vinos griegos.

Después de leer esto, ¿no te apetece una copa de vino? Recuerda que tienes nuestros Vinos de Madrid a un solo click. Salud y Feliz 2021

Comments ( 2 )

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *